Cumbre de los Pueblos rechaza provocaciones para impedir participación de Venezuela en Cumbre UE-CELAC - Embajada de Venezuela en Alemania

Embajada de Venezuela en Alemania

Cumbre de los Pueblos rechaza provocaciones para impedir participación de Venezuela en Cumbre UE-CELAC

A través de una declaración difundida por la Coordinadora de Solidaridad Latinoamericana en Bélgica, la Cumbre de los Pueblos manifestó su apoyo a la República Bolivariana de Venezuela y al presidente Nicolás Maduro y rechazó las medidas coercitivas unilaterales que impiden su participación en la III Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno Unión Europea – Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (UE-CELAC), que se celebrará en Bruselas los días 17 y 18 de julio.

«Las organizaciones que impulsamos la ‘Cumbre de Los Pueblos’ que se celebrará los días 17 y 18 de Julio en Bruselas, conscientes de la importancia de la Cumbre UE/CELAC, congelada su celebración desde 2015, queremos denunciar el intento de diversos personajes de la extrema derecha de enturbiar la celebración de esta Cumbre instando a la Unión Europea a que se inmiscuya en asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela, llegando incluso a la amenaza a su Presidente», refiere el texto.

https://twitter.com/yvangil/status/1678184050417192960?t=3Gii_3qjbq9oymLWHfS5fQ&s=19

En este sentido, argumentan que «es principio básico en la celebración de cualquier Cumbre Internacional que todos los Estados participantes, y de manera especial quienes son anfitriones mantengan la máxima consideración a cada uno de los Jefes de Estado o de Gobierno participantes».

Además, las organizaciones señalan que los anfitriones deben respetar plenamente «la legalidad constitucional de cada uno de los Estados asistentes a la Cumbre, como base del principio de no injerencia en asuntos internos de otros países».

Por lo tanto, la Cumbre de los Pueblos denunció que el fondo de las provocaciones tiene dos objetivos: «torpedear una mejora de las relaciones, entre la CELAC y la UE», y utilizar la Cumbre UE-CELAC «para desestabilizar la situación interna de la República Bolivariana de Venezuela».

«En ambos casos ponemos en evidencia y denunciamos que se actúa al servicio de los EEUU que no cejan en su objetivo de imponer por la fuerza un gobierno títere en Venezuela y tratan de evitar unas relaciones bilaterales entre la UE y la CELAC construidas desde la independencia de ambas partes como base de unas relaciones internacionales basadas en la multilateralidad», expresaron.

Al respecto, hicieron un llamado a los representantes de la UE y de la CELAC a no caer «en provocaciones y afronten la celebración de la Cumbre poniendo en el centro de sus debates alcanzar acuerdos económicos, comerciales, culturales y medioambientales beneficiosos para los Pueblos».